Aire acondicionado » Construccion sostenible » Aislamiento y humedad » Ventajas de la Cubierta Plana Invertida

Ventajas de la Cubierta Plana Invertida

La cubierta plana invertida es una solución constructiva que se utiliza en techos de edificios y que consiste en colocar una capa de aislamiento térmico sobre la estructura del techo, para después instalar la impermeabilización sobre el aislamiento. Esta técnica ofrece numerosas ventajas en comparación con otros sistemas de cubierta, como los techos inclinados convencionales. En este artículo, vamos a profundizar en las ventajas de la cubierta plana invertida y cómo puede beneficiar a los edificios y a sus propietarios.

¿Qué ventajas tiene un sistema invertido para cubiertas planas frente a un sistema tradicional?

Las cubiertas planas invertidas son un tipo de sistema de techado que ha ido ganando popularidad en los últimos años. A diferencia de las cubiertas planas tradicionales, en las que la capa impermeable se coloca encima de la capa aislante, en las cubiertas planas invertidas se invierte este orden. Es decir, la capa impermeable se coloca debajo del aislamiento.

Esta diferencia en la colocación de las capas tiene varias ventajas importantes:

Mayor durabilidad

Una de las principales ventajas de las cubiertas planas invertidas es su mayor durabilidad. Al colocar la capa impermeable debajo del aislamiento, se protege de los rayos UV y de los cambios de temperatura extremos. Esto significa que la capa impermeable dura más tiempo y necesita menos mantenimiento.

Mayor eficiencia energética

Otra ventaja importante de las cubiertas planas invertidas es su mayor eficiencia energética. Al colocar la capa aislante encima de la capa impermeable, se evita que el calor se escape en invierno y que entre en verano. Esto significa que se necesita menos energía para mantener el interior de un edificio a una temperatura confortable.

Menor riesgo de filtraciones

Las cubiertas planas invertidas también tienen un menor riesgo de filtraciones. Esto se debe a que la capa impermeable se encuentra debajo del aislamiento, lo que significa que cualquier filtración se detecta y se repara antes de que cause daños importantes.

Menor costo de mantenimiento

Por último, las cubiertas planas invertidas tienen un menor costo de mantenimiento a largo plazo. Como ya hemos mencionado, la capa impermeable dura más tiempo y necesita menos mantenimiento. Además, al tener un menor riesgo de filtraciones, se reducen los costos de reparación.

Son más duraderas, más eficientes energéticamente, tienen un menor riesgo de filtraciones y tienen un menor costo de mantenimiento a largo plazo. Por estos motivos, cada vez son más populares en la construcción de edificios.

¿Cómo funciona cubierta invertida?

La cubierta invertida es una técnica de construcción muy utilizada en la actualidad en la que se invierte el sistema tradicional de colocación de aislamiento y membrana en una cubierta plana. En lugar de colocar el aislamiento por encima de la membrana, se coloca debajo de ella, lo que aporta numerosas ventajas en cuanto a eficiencia energética, durabilidad y mantenimiento.

El funcionamiento de la cubierta invertida se basa en la protección de la membrana impermeabilizante y el aislamiento térmico de los rayos solares, la lluvia y los cambios de temperatura. Al colocar el aislamiento debajo de la membrana, se evita que ésta se caliente y se dilate en exceso durante los días de calor, lo que puede provocar grietas y roturas en la superficie. Además, este sistema evita que el agua se filtre en el aislamiento y lo degrade con el paso del tiempo.

La cubierta invertida se compone de varias capas. En primer lugar, se coloca una capa de aislamiento térmico sobre la superficie del forjado. Esta capa puede ser de diferentes materiales, como poliestireno extruido, lana mineral o poliuretano. A continuación, se coloca una capa de protección mecánica, que puede ser una capa de grava, losa cerámica, baldosa, o cualquier otro material que proteja el aislamiento de las inclemencias del tiempo y el tránsito peatonal.

Finalmente, se coloca la membrana impermeabilizante. Esta membrana puede ser de diferentes materiales, como PVC, EPDM o TPO. La membrana se coloca sobre la protección mecánica, lo que la protege de los rayos solares y las inclemencias del tiempo. De esta forma, se consigue una cubierta plana completamente impermeable y resistente al desgaste y la degradación.

La cubierta invertida es una opción muy recomendable para edificios con cubiertas planas, ya que aporta numerosas ventajas en términos de eficiencia energética, durabilidad y mantenimiento. Al proteger la membrana y el aislamiento térmico de los elementos externos, se consigue una cubierta plana resistente y duradera que requiere poco mantenimiento y conserva su eficiencia energética durante toda su vida útil.

¿Por qué se llama cubierta invertida?

La cubierta invertida es un tipo de sistema de impermeabilización de techos que se ha utilizado durante décadas en la construcción de edificios. A diferencia de las cubiertas convencionales, la cubierta invertida se caracteriza por tener la capa de impermeabilización colocada sobre la capa aislante, en lugar de colocarla debajo.

La razón por la que se llama cubierta invertida es porque se invierte el orden de las capas que componen el tejado. En una cubierta convencional, la capa impermeabilizante se coloca debajo de la capa aislante, mientras que en la cubierta invertida, la capa impermeabilizante se coloca encima de la capa aislante.

Esta técnica se utiliza en la construcción de techos planos o con una pendiente muy baja, ya que ofrece numerosas ventajas en términos de durabilidad, mantenimiento y eficiencia energética.

Una de las principales ventajas de la cubierta invertida es que la capa de aislamiento se mantiene seca, lo que reduce el riesgo de humedad y moho en el edificio. Además, la capa impermeabilizante se encuentra protegida de la exposición a los elementos, lo que aumenta su vida útil.

Otra ventaja de la cubierta invertida es que permite la colocación de equipos mecánicos, como sistemas de climatización o paneles solares, sobre la cubierta sin comprometer la integridad del sistema de impermeabilización.

Su nombre hace referencia a la inversión del orden de las capas que componen el tejado, lo que mejora su rendimiento y prolonga su vida útil.

¿Qué es más barato cubierta plana o inclinada?

La elección entre una cubierta plana o inclinada para su propiedad es una decisión importante y debe ser considerada cuidadosamente. La cubierta plana invertida es una opción popular debido a las ventajas que ofrece, incluyendo su rentabilidad.

En general, las cubiertas planas son más económicas que las cubiertas inclinadas. Esto se debe a que las cubiertas inclinadas requieren más materiales y mano de obra para ser construidas. Además, la construcción de una cubierta inclinada puede ser más complicada, lo que puede aumentar los costos.

Por otro lado, las cubiertas planas son más fáciles de construir y no requieren la misma cantidad de materiales y mano de obra que las cubiertas inclinadas. Debido a que las cubiertas planas tienen menos pendiente, se necesitan menos materiales de techo y estructuras de soporte, lo que reduce los costos.

Otra ventaja de las cubiertas planas invertidas es que pueden ser más fáciles de mantener en comparación con las cubiertas inclinadas. Las cubiertas planas tienen menos áreas donde se pueden acumular hojas, ramas y otros desechos, lo que reduce la necesidad de limpieza regular. Además, las cubiertas planas invertidas tienen una capa de aislamiento que protege la cubierta de los daños causados por los elementos, lo que reduce la necesidad de reparaciones costosas.

No solo es más económica que la cubierta inclinada, sino que también es más fácil de mantener y tiene una vida útil más larga. Además, la cubierta plana invertida puede ayudar a reducir sus facturas de energía y mejorar la eficiencia energética de su propiedad.