Aire acondicionado » Calefaccion » Herramientas y regulacion » Válvulas de Seguridad y Alivio de Genebre según Directiva UE 2014/68

Válvulas de Seguridad y Alivio de Genebre según Directiva UE 2014/68

Las válvulas de seguridad y alivio son elementos fundamentales en cualquier sistema de tuberías, ya que permiten regular la presión y el flujo de líquidos y gases en situaciones de emergencia. La Directiva UE 2014/68 establece los requisitos esenciales de seguridad y salud para la fabricación y comercialización de estas válvulas en la Unión Europea. En este contexto, Genebre es una empresa líder en la fabricación y distribución de válvulas de seguridad y alivio que cumplen con los estándares de calidad y seguridad establecidos por la Directiva UE 2014/68. En este artículo, se presentarán las características y ventajas de las válvulas de seguridad y alivio de Genebre y su importancia para garantizar la seguridad en los sistemas de tuberías.

¿Qué diferencia hay entre una válvula de alivio y una válvula de seguridad?

Las válvulas de seguridad y las válvulas de alivio son elementos indispensables en cualquier sistema de tuberías, ya que permiten liberar la presión excesiva que se puede acumular en el interior de los mismos. Sin embargo, aunque ambas cumplen una función similar, existen diferencias importantes que conviene conocer.

Las válvulas de alivio

Las válvulas de alivio son aquellas que se encargan de liberar la presión excesiva que se acumula en el interior de un sistema de tuberías o recipiente, evitando así que se produzcan daños o roturas. Estas válvulas se activan cuando la presión en el interior del sistema supera un determinado valor, lo que provoca que la válvula se abra y el fluido escape al exterior.

Las válvulas de alivio se utilizan principalmente en sistemas de baja presión, ya que su función es únicamente la de aliviar la presión excesiva y no la de mantenerla constante.

Las válvulas de seguridad

Por su parte, las válvulas de seguridad son más complejas y se utilizan en sistemas de alta presión. Estas válvulas se encargan de mantener la presión constante en el interior del sistema, evitando que esta supere un valor máximo y provocando su apertura en caso de que se produzca una sobrepresión.

Las válvulas de seguridad son elementos críticos en cualquier sistema de tuberías o recipientes sometidos a altas presiones, ya que su mal funcionamiento o ausencia puede provocar graves daños tanto en el sistema como en las personas que trabajan cerca de él.

Genebre según Directiva UE 2014/68

La Directiva UE 2014/68 establece los requisitos que deben cumplir las válvulas de seguridad y alivio, entre otros equipos, para garantizar su seguridad y fiabilidad en el uso. En este sentido, los productos de Genebre cumplen con todas las normativas y regulaciones que se aplican a este tipo de elementos, lo que garantiza su calidad y fiabilidad.

Es importante conocer estas diferencias para elegir la válvula adecuada para cada sistema y garantizar su seguridad y fiabilidad.

¿Qué es una válvula de alivio o seguridad?

Una válvula de alivio o seguridad es un componente que se utiliza en sistemas de tuberías y recipientes presurizados para protegerlos de posibles fallos en el funcionamiento del sistema, como el aumento de la presión o la temperatura.

Las válvulas de seguridad están diseñadas para abrirse automáticamente cuando la presión o la temperatura en el sistema superan un nivel preestablecido, permitiendo que el exceso de fluido o gas sea liberado de forma controlada. De esta manera, se evita que el sistema se dañe o incluso explote.

Las válvulas de alivio, por otro lado, se utilizan para liberar la presión en un sistema de forma controlada en caso de emergencia. Por ejemplo, si se produce una fuga en una tubería o un recipiente, la válvula de alivio se abrirá para reducir la presión y evitar daños adicionales.

Según la Directiva UE 2014/68, que establece los requisitos técnicos para la fabricación y el diseño de equipos a presión, las válvulas de seguridad y alivio deben cumplir con ciertas normas y procedimientos de prueba para garantizar su fiabilidad y seguridad.

En Genebre, una empresa líder en el sector de las válvulas y accesorios para tuberías, se fabrican y suministran una amplia variedad de válvulas de seguridad y alivio que cumplen con los estándares de calidad y seguridad requeridos por la Directiva UE 2014/68.

Entre los productos que ofrece Genebre se encuentran las válvulas de seguridad y alivio de diafragma, de resorte, de pistón y de bola, entre otras. Estos productos están disponibles en diferentes tamaños y materiales, como acero inoxidable, bronce y hierro fundido, para adaptarse a las necesidades específicas de cada aplicación.

Es importante elegir productos de alta calidad y cumplir con los estándares y normativas establecidas para garantizar su fiabilidad y eficacia.

¿Cuántos tipos de válvulas de seguridad existen?

Las válvulas de seguridad y alivio son elementos esenciales en cualquier sistema que maneje fluidos a presión. Su función principal es garantizar la seguridad del sistema y de las personas que trabajan con él, evitando que la presión supere los límites permitidos y causando daños o accidentes.

Según la Directiva UE 2014/68, existen dos tipos de válvulas de seguridad:

  • Válvulas de seguridad convencionales: Son las más comunes y se utilizan en sistemas con presiones relativamente bajas. Funcionan mediante un resorte que mantiene cerrado el disco de la válvula, pero que se abre cuando la presión supera un determinado límite. Este tipo de válvulas se clasifican en función de la posición del resorte y del sentido del flujo.
  • Válvulas de seguridad de bellows: Este tipo de válvulas se utilizan en sistemas que manejan fluidos corrosivos o peligrosos, ya que su diseño impide la fuga de estos fluidos al exterior. En lugar de un resorte, estas válvulas utilizan un fuelle metálico que se deforma cuando la presión supera un determinado límite.

Además, existen otras clasificaciones de las válvulas de seguridad según su diseño y aplicación:

  • Válvulas de seguridad de acción directa: Son aquellas en las que el disco de la válvula se abre directamente mediante la acción de la presión. Este tipo de válvulas se utilizan en sistemas con presiones muy altas.
  • Válvulas de seguridad pilotadas: En este caso, la apertura del disco de la válvula se produce mediante la acción de un fluido auxiliar, que actúa sobre un pistón o una membrana. Este tipo de válvulas se utilizan en sistemas con grandes caudales de fluido.
  • Válvulas de seguridad de alta precisión: Son aquellas que se utilizan en sistemas en los que se requiere una precisión muy alta en la regulación de la presión. Este tipo de válvulas suelen ser pilotadas y utilizan elementos de control electrónicos.

Existen distintos tipos de válvulas en función de su diseño y aplicación, pero todas tienen en común su función principal: garantizar la seguridad del sistema y de las personas que trabajan con él.

¿Cuándo se coloca una válvula de alivio?

Las válvulas de seguridad y alivio son un componente esencial en la industria para garantizar la seguridad en los sistemas de fluidos y gases. Según la Directiva UE 2014/68, estas válvulas deben cumplir con ciertos estándares y ser certificadas para su uso en aplicaciones industriales.

La válvula de alivio se coloca en un sistema cuando se requiere protección contra una sobrepresión. Esta sobrepresión puede ser causada por un mal funcionamiento del sistema, una restricción en el flujo o una obstrucción en las tuberías. Si se alcanza una presión demasiado alta en el sistema, la válvula de alivio se activará y liberará el exceso de presión.

Es importante destacar que la válvula de alivio no se debe utilizar como una medida de control de presión. Su función principal es proteger el sistema de una sobrepresión y evitar daños en las tuberías, equipos y personas que puedan estar cerca.

La instalación de una válvula de alivio debe ser realizada por personal calificado y siguiendo las instrucciones del fabricante. Es importante también que la válvula de alivio se seleccione adecuadamente para la aplicación específica y se instale en la posición correcta en el sistema.

Su instalación debe ser realizada por personal calificado y siguiendo las instrucciones del fabricante para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad en el sistema.