Aire acondicionado » Construccion sostenible » Ventilacion y calidad aire interior » Sistemas de Ventilación y Recuperación de Calor para Viviendas Passivhaus

Sistemas de Ventilación y Recuperación de Calor para Viviendas Passivhaus

Los sistemas de ventilación y recuperación de calor son una parte fundamental en la construcción de viviendas Passivhaus. Estas viviendas se caracterizan por ser altamente eficientes energéticamente y por tener un consumo energético muy bajo, lo que las convierte en una solución sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En este sentido, los sistemas de ventilación y recuperación de calor son una pieza clave para garantizar una adecuada calidad del aire interior, al mismo tiempo que se recuperan las pérdidas de calor generadas por la ventilación. En este artículo se analizarán las principales características de estos sistemas y se presentarán algunas de las mejores opciones disponibles en el mercado.

¿Cómo se realiza la ventilación en una vivienda pasiva?

Una vivienda pasiva es aquella que ha sido diseñada y construida siguiendo los estándares del Passivhaus. Este tipo de viviendas tienen como objetivo principal minimizar el consumo de energía y maximizar el confort interior. Para lograr esto, se utilizan soluciones constructivas específicas y sistemas de ventilación y recuperación de calor eficientes.

La ventilación en una vivienda pasiva se realiza mediante un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor (VMC). Este sistema permite renovar el aire interior de la vivienda de forma continua y controlada, evitando así la acumulación de humedad y CO2 en el ambiente.

La VMC funciona mediante un sistema de conductos que distribuyen el aire fresco desde el exterior a las diferentes estancias de la vivienda. El aire viciado se extrae a través de otros conductos y se expulsa al exterior. En este proceso, el aire que entra en la vivienda es filtrado para evitar la entrada de partículas contaminantes.

La recuperación de calor es uno de los aspectos más importantes de la VMC en una vivienda pasiva. Este sistema permite recuperar el calor del aire extraído y transferirlo al aire que entra en la vivienda desde el exterior. De esta forma, se reduce la demanda energética de la vivienda y se mejora el confort térmico interior.

Existen varios tipos de sistemas de recuperación de calor, pero los más utilizados en viviendas pasivas son los sistemas de intercambio de aire a través de un recuperador de calor. Este dispositivo permite intercambiar el calor entre el aire que entra y el que sale de la vivienda sin que se mezclen. De esta forma, se consigue reducir la demanda energética de la vivienda y mejorar la calidad del aire interior.

Este sistema permite renovar el aire interior de forma controlada y eficiente, mejorando el confort térmico y la calidad del aire interior. La recuperación de calor es uno de los aspectos más importantes de la VMC en una vivienda pasiva, ya que permite reducir la demanda energética de la vivienda y mejorar el confort térmico interior.

¿Cuánto cuesta instalar un recuperador de calor?

Los Sistemas de Ventilación y Recuperación de Calor son una de las claves para conseguir una vivienda Passivhaus. Estos sistemas son capaces de recuperar el calor que se pierde en la ventilación y reutilizarlo en la calefacción y el agua caliente sanitaria, lo que permite ahorrar energía y reducir la factura de la luz.

Una de las preguntas más frecuentes sobre estos sistemas es “¿Cuánto cuesta instalar un recuperador de calor?”

La respuesta es que el precio puede variar mucho en función de varios factores:

  • Tamaño de la vivienda: A mayor tamaño, mayor será la inversión necesaria.
  • Tipos de unidades: Existen diferentes tipos de unidades de recuperación de calor en el mercado, cada una con sus propias características y precios.
  • Combinación con otros sistemas: En algunas viviendas puede ser necesario combinar el sistema de ventilación con otros sistemas de calefacción o climatización, lo que aumentaría el coste total.

En general, el precio de instalar un recuperador de calor puede oscilar entre los 3.000 y los 8.000 euros, dependiendo de los factores mencionados anteriormente. Además, es importante tener en cuenta que el coste de la instalación puede variar en función del profesional que se contrate para llevar a cabo la obra, así como de la zona geográfica en la que se encuentre la vivienda.

A pesar de que el precio pueda parecer alto, es importante tener en cuenta que la inversión en un sistema de ventilación y recuperación de calor es una inversión a largo plazo que se amortiza con el ahorro en la factura de la luz a lo largo del tiempo. Además, este tipo de sistemas son una apuesta por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Consulta con profesionales del sector para obtener presupuestos y asesoramiento personalizado.

¿Cómo funciona la ventilación con recuperación de calor?

La ventilación con recuperación de calor es un sistema que se utiliza en las viviendas Passivhaus para mantener una temperatura óptima en el interior de la casa. Este sistema funciona mediante un intercambiador de calor que recupera el calor del aire expulsado, lo limpia y lo utiliza para calentar el aire fresco que entra desde el exterior.

El sistema de ventilación con recuperación de calor consta de dos ventiladores, uno para extraer el aire viciado y otro para introducir aire fresco. El aire viciado se extrae de las habitaciones húmedas como la cocina, el baño y el cuarto de lavado. Este aire pasa por el intercambiador de calor, donde transfiere su calor al aire fresco que entra desde el exterior.

Una vez que el aire viciado ha pasado por el intercambiador de calor, se expulsa al exterior. El aire fresco, ya precalentado, se distribuye por las habitaciones de la casa mediante conductos. Este proceso de ventilación con recuperación de calor permite mantener una temperatura constante en el interior de la vivienda, sin tener que recurrir a sistemas de calefacción adicionales.

Además, el sistema de ventilación con recuperación de calor también contribuye a mejorar la calidad del aire en el interior de la casa. Al extraer el aire viciado de las habitaciones, se eliminan los contaminantes y la humedad que pueden ser perjudiciales para la salud. Asimismo, el aire fresco que se introduce desde el exterior se filtra para eliminar los alérgenos y las partículas contaminantes.

¿Qué es sistema de ventilación y calefaccion?

Un sistema de ventilación y calefacción es un conjunto de elementos que permiten regular la temperatura y la calidad del aire en el interior de una vivienda. Estos sistemas son esenciales para garantizar el confort y la salud de las personas que habitan en ella.

En el caso de las viviendas Passivhaus, se utilizan sistemas de ventilación y recuperación de calor que permiten mantener una temperatura constante en el interior de la casa sin necesidad de recurrir a sistemas de calefacción convencionales. Estos sistemas utilizan la energía del propio hogar para calentar el aire que se introduce en la vivienda.

La ventilación es importante para renovar el aire del interior de la vivienda. Un sistema de ventilación adecuado permite evitar la acumulación de humedad, CO2 y otros gases contaminantes que pueden ser perjudiciales para la salud. Además, ayuda a eliminar los malos olores y a mantener una temperatura agradable en el interior de la vivienda.

Los sistemas de ventilación y calefacción pueden ser de diferentes tipos. Los más comunes son los sistemas de aire acondicionado, los sistemas de calefacción por radiadores, los sistemas de suelo radiante y los sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor.

Los sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor son los más eficientes y recomendados para las viviendas Passivhaus. Estos sistemas permiten recuperar el calor del aire que se expulsa y utilizarlo para calentar el aire que se introduce en la vivienda. De esta manera, se reduce el consumo de energía y se consigue un alto grado de eficiencia energética.

En el caso de las viviendas Passivhaus, se recomienda el uso de sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor para conseguir una alta eficiencia energética y un consumo energético reducido.