Aire acondicionado » Ahorro energia » Rehabilitacion energetica » Rehabilitación Energética con Perspectiva Social

Rehabilitación Energética con Perspectiva Social

La Rehabilitación Energética con Perspectiva Social es una iniciativa que busca mejorar la eficiencia energética de los edificios y viviendas, al mismo tiempo que se toman en cuenta las necesidades y realidades sociales de las personas que los habitan. Esta perspectiva considera aspectos como la salud, el confort, la accesibilidad y la calidad de vida de los habitantes, además de la reducción de la huella de carbono y el ahorro energético. La rehabilitación energética con perspectiva social es una herramienta clave para mejorar la sostenibilidad y la habitabilidad de los espacios construidos en nuestras ciudades.

¿Qué es una rehabilitación energética?

La rehabilitación energética es un proceso mediante el cual se realizan cambios y mejoras en los edificios con el fin de reducir su consumo energético y mejorar su eficiencia energética. Esto se logra mediante la implementación de medidas que permiten el ahorro energético, como la instalación de sistemas de calefacción y refrigeración más eficientes, el aislamiento térmico de las paredes y techos, la renovación de ventanas y puertas, y la instalación de sistemas de iluminación más eficientes.

Esta rehabilitación no solo tiene beneficios en términos de ahorro energético, sino que también tiene un impacto positivo en el medio ambiente y en la calidad de vida de las personas. Además, la rehabilitación energética con perspectiva social implica un enfoque en la inclusión social y la mejora de la calidad de vida de las personas que habitan los edificios.

Los edificios son responsables de una gran parte del consumo energético en todo el mundo, por lo que la rehabilitación energética es una herramienta importante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático. Además, la mejora de la eficiencia energética de los edificios puede generar importantes ahorros económicos para los propietarios y los inquilinos.

La rehabilitación energética con perspectiva social implica un enfoque en la inclusión social y la mejora de la calidad de vida de las personas. Esto significa que se deben tener en cuenta las necesidades de las personas que habitan los edificios, especialmente aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Por ejemplo, se deben implementar medidas que permitan una mejor accesibilidad para personas con movilidad reducida, y se deben tener en cuenta las necesidades de las personas mayores y de los niños.

La rehabilitación energética con perspectiva social implica un enfoque en la inclusión social y la mejora de la calidad de vida de las personas, lo que hace que este proceso sea más humano y justo.

¿Qué es edificios que necesitan rehabilitación energética?

Los edificios que necesitan rehabilitación energética son aquellos que presentan deficiencias en su eficiencia energética. Es decir, son construcciones que tienen una alta demanda energética para mantener una temperatura adecuada, ya sea en invierno o en verano, lo que se traduce en un elevado consumo de energía, y por lo tanto, en un mayor gasto económico.

Estos edificios suelen ser antiguos, construidos con materiales poco eficientes y con sistemas de calefacción y refrigeración obsoletos. Además, suelen presentar problemas de aislamiento térmico, lo que provoca pérdidas de calor en invierno y ganancias de calor en verano.

La necesidad de rehabilitar estos edificios radica en la importancia de reducir el consumo energético y las emisiones de CO2. La rehabilitación energética de los edificios es, por tanto, una medida clave para lograr los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

La rehabilitación energética de edificios implica la implementación de medidas para mejorar la eficiencia energética de los mismos, como la instalación de aislamiento térmico, la renovación de ventanas y puertas, la actualización de sistemas de calefacción y refrigeración, y la incorporación de energías renovables.

Es importante destacar que la rehabilitación energética de edificios también tiene una perspectiva social. En muchos casos, los edificios que necesitan rehabilitación energética son viviendas sociales ocupadas por personas con bajos ingresos. La rehabilitación energética de estos edificios no solo contribuye a la reducción de emisiones de CO2, sino que también mejora las condiciones de vida de las personas que habitan en ellos, al reducir sus gastos energéticos y mejorar el confort térmico.

La rehabilitación energética de edificios no solo tiene un impacto positivo en el medio ambiente, sino que también tiene una perspectiva social, al mejorar las condiciones de vida de las personas que habitan en ellos.

¿Qué es el Programa PREE?

El Programa PREE es una iniciativa del Gobierno de España que busca impulsar la rehabilitación energética de edificios con una perspectiva social. El objetivo principal es mejorar la eficiencia energética de los hogares y edificios públicos, reducir el consumo energético y las emisiones de CO2, y mejorar la calidad de vida de las personas.

El PREE se enmarca dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, y cuenta con una inversión de más de 1.500 millones de euros. El programa está dirigido a comunidades autónomas, ayuntamientos, empresas y particulares que deseen llevar a cabo proyectos de rehabilitación energética.

El programa ofrece ayudas económicas para la realización de actuaciones como mejora de la envolvente térmica (fachadas, cubiertas, ventanas), sustitución de sistemas de climatización por otros más eficientes, instalación de sistemas de energías renovables (solar térmica, fotovoltaica, geotermia), mejora de la iluminación y la instalación de sistemas de monitorización y control de consumos energéticos.

Además, el PREE tiene una perspectiva social, ya que busca fomentar la inclusión social y la reducción de la pobreza energética. Para ello, se priorizarán las actuaciones en edificios públicos y en zonas vulnerables, y se ofrecerán ayudas específicas para hogares con bajos ingresos y para comunidades de propietarios con problemas de financiación.

El Programa PREE es una oportunidad para mejorar la eficiencia energética de los edificios y avanzar hacia un modelo energético más sostenible y justo. Si estás interesado en participar, puedes consultar las condiciones y requisitos en la web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).