Aire acondicionado » Construccion sostenible » Casas pasivas » Reforma de Piso para Certificación Passivhaus

Reforma de Piso para Certificación Passivhaus

La certificación Passivhaus es un sello de calidad que se otorga a las viviendas que cumplen con los estándares de eficiencia energética más exigentes del mundo. Para conseguir esta certificación, es necesario llevar a cabo una serie de reformas en el piso que garanticen un consumo energético mínimo y un ahorro considerable en la factura de la luz. En este artículo, hablaremos sobre los principales aspectos que hay que tener en cuenta para llevar a cabo una reforma de piso para certificación Passivhaus y cómo se pueden aprovechar las ventajas que ofrece este tipo de reforma para mejorar el confort y la calidad de vida en el hogar.

¿Cómo obtener la certificacion Passivhaus?

Si estás planeando realizar una reforma en tu piso y deseas obtener la certificación Passivhaus, es importante conocer los requisitos y los pasos a seguir para lograrlo. La certificación Passivhaus es un estándar internacional que se enfoca en la construcción de edificaciones altamente eficientes en términos energéticos y sostenibles.

Requisitos para la certificación Passivhaus

Antes de comenzar con la reforma, debes asegurarte de que tu proyecto cumpla con los requisitos necesarios para obtener la certificación Passivhaus. A continuación, te presentamos algunos de los principales requisitos:

  • Aislamiento térmico: El aislamiento térmico debe ser de alta calidad y cubrir toda la envolvente del edificio.
  • Ventilación mecánica controlada: Es necesario instalar un sistema de ventilación eficiente y controlado que permita renovar el aire de forma constante.
  • Estanqueidad: La envolvente del edificio debe ser lo suficientemente estanca para evitar fugas de aire y mejorar la eficiencia energética.
  • Protección solar: Es importante contar con elementos de protección solar que permitan el control de la radiación solar y la temperatura interior.

Pasos para obtener la certificación Passivhaus

Una vez que te asegures de que tu proyecto cumple con los requisitos necesarios, es momento de seguir los pasos para obtener la certificación Passivhaus. A continuación, te presentamos los principales pasos a seguir:

  1. Contratar a un especialista: Es importante contar con un especialista en certificación Passivhaus que pueda asesorarte y guiar el proyecto.
  2. Realizar un análisis energético: El especialista debe realizar un análisis energético del proyecto para determinar si cumple con los requisitos necesarios.
  3. Diseñar y construir: Una vez que se realiza el análisis energético, es momento de comenzar con el diseño y la construcción del proyecto.
  4. Realizar pruebas: Es necesario realizar pruebas de estanqueidad, ventilación y otros aspectos para asegurarse de que el proyecto cumple con los requisitos de eficiencia.
  5. Solicitar la certificación: Finalmente, se debe solicitar la certificación Passivhaus a través de un organismo acreditado.

Además, contar con un especialista en certificación Passivhaus puede ser de gran ayuda para asegurarse de que todo se realiza de manera correcta y eficiente.

¿Quién certifica una casa Passivhaus?

Si estás pensando en reformar tu piso para obtener la certificación Passivhaus, es importante que conozcas quién es el encargado de otorgarla. La certificación Passivhaus es un sello de calidad que garantiza que una vivienda cumple con los estándares de eficiencia energética más altos del mundo.

Para obtener la certificación Passivhaus, es necesario cumplir con una serie de requisitos técnicos y constructivos que permiten a la vivienda ser altamente eficiente en términos energéticos y confortable para sus habitantes. La certificación Passivhaus se basa en el concepto de “casa pasiva”, que es aquella que no necesita sistemas de climatización convencionales para mantener una temperatura agradable en su interior.

La entidad encargada de otorgar la certificación Passivhaus es el Passivhaus Institut, una organización sin fines de lucro con sede en Alemania que se dedica a promover la construcción de viviendas altamente eficientes en todo el mundo. El Passivhaus Institut es el creador del estándar Passivhaus y es el encargado de establecer los criterios de certificación y de supervisar su cumplimiento.

Para obtener la certificación Passivhaus, es necesario que la vivienda sea diseñada y construida por un equipo de profesionales especializados en este tipo de construcciones. Estos profesionales deben estar certificados por el Passivhaus Institut y deben seguir un protocolo de construcción específico para garantizar que la vivienda cumple con los estándares de eficiencia energética requeridos.

De esta forma, podrás garantizar que tu vivienda cumple con los estándares de eficiencia energética más altos del mundo y podrás disfrutar de un hogar confortable y sostenible.

¿Qué ahorros establece un edificio con certificación Passivhaus o casa pasiva?

La certificación Passivhaus es un estándar de construcción que busca reducir al máximo el consumo de energía de los edificios. Esto se consigue mediante un diseño enfocado en la eficiencia energética y el uso de materiales de alta calidad.

Uno de los beneficios más evidentes de los edificios con certificación Passivhaus es el ahorro energético. En comparación con una construcción convencional, un edificio Passivhaus puede reducir el consumo de energía en un 80-90%. Esto se traduce en una factura mucho más baja de electricidad y gas para los propietarios.

Pero, ¿cómo se consigue este ahorro energético?

En primer lugar, un edificio Passivhaus está diseñado para minimizar las pérdidas de energía. Se utiliza un sistema de aislamiento térmico muy eficiente para evitar que el calor se escape en invierno y el frío en verano. Además, se instalan ventanas de alta calidad con doble o triple acristalamiento para reducir las pérdidas de calor.

Otro factor importante es la ventilación mecánica controlada. En un edificio convencional, la ventilación se realiza de forma natural, lo que puede provocar pérdidas de calor importantes. En un edificio Passivhaus, se utiliza un sistema de ventilación mecánica controlada que recupera el calor del aire que sale del edificio y lo utiliza para calentar el aire fresco que entra. De esta forma, se reduce la necesidad de calefacción.

Además, los edificios Passivhaus suelen utilizar fuentes de energía renovable para cubrir sus necesidades energéticas. Por ejemplo, se puede instalar un sistema de paneles solares para generar electricidad o para calentar agua. Esto reduce la dependencia de combustibles fósiles y contribuye a reducir la huella de carbono del edificio.

Esto se traduce en una factura de energía más baja para los propietarios y en una reducción de la huella de carbono del edificio.

¿Cuáles son características de la certificación Passive House?

Si estás interesado en la reforma de tu piso y quieres obtener la certificación Passive House, es importante que conozcas las características fundamentales que deben cumplir las viviendas para obtener dicha certificación.

A continuación, te mostramos las principales características que deben tener las viviendas para obtener la certificación Passive House:

Aislamiento térmico

La certificación Passive House exige un elevado grado de aislamiento térmico en paredes, techo y suelo, con el objetivo de evitar la pérdida de calor en invierno y la entrada de calor en verano. El aislamiento térmico es fundamental para reducir el consumo energético de la vivienda y aumentar su eficiencia energética.

Ventilación mecánica controlada

Otra de las características fundamentales de la certificación Passive House es la ventilación mecánica controlada, que garantiza una óptima calidad del aire interior y mejora la salud y el bienestar de los habitantes de la vivienda. La ventilación mecánica controlada permite renovar el aire de la vivienda de forma automática, sin necesidad de abrir ventanas, lo que reduce las pérdidas de calor y mejora la eficiencia energética.

Carpinterías de altas prestaciones

Las carpinterías de altas prestaciones son otro de los requisitos que deben cumplir las viviendas para obtener la certificación Passive House. Las carpinterías deben contar con un elevado grado de aislamiento térmico y acústico, y deben garantizar una estanqueidad al aire y al agua óptima.

Puentes térmicos

Los puentes térmicos son zonas de la vivienda donde se producen pérdidas de calor o frío debido a una mala conexión o aislamiento de los materiales. La certificación Passive House exige la eliminación de los puentes térmicos, con el objetivo de reducir las pérdidas de calor y mejorar la eficiencia energética.

Aprovechamiento de fuentes de energía renovable

Por último, la certificación Passive House fomenta el aprovechamiento de fuentes de energía renovable, como la energía solar, la energía geotérmica o la energía eólica. El objetivo es reducir al máximo la dependencia de energías fósiles y reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.