Aire acondicionado » Energías Renovables » La India comienza a abandonar el carbón: la explotación actual es cara

La India comienza a abandonar el carbón: la explotación actual es cara

Actualmente el 65% de la producción de carbón cuesta más que la energía renovable, solar y eólica! Por lo tanto, la era del carbón en la India está llegando a su fin, y se espera que la era de la energía renovable domine pronto en la India.

Entre 2016 y 2017 el carbón proporcionó el 80% de las necesidades energéticas de la India, pero hoy en día la economía está dando un giro y pidiendo energía renovable, que es más barata de construir y gestionar que las actuales centrales eléctricas de carbón.

Coste de las energías renovables

En menos de dos años, el precio de las energías renovables ha bajado casi un 50%, y se prevé que sigan bajando progresivamente (a medida que se vayan mejorando las tecnologías).

Por eso, la producción solar y eólica es ahora un 20% más barata que en las centrales termoeléctricas, lo que ha afectado a la electricidad generada por el carbón.

El punto de inflexión se produjo durante los años 2016 y 2017, cuando las energías renovables superaron al carbón con el doble de la capacidad de producción instalada. Como resultado, las centrales térmicas funcionan sólo la mitad del tiempo, lo que es esencial para el medio ambiente, porque en la India prácticamente todas las centrales no respetan los límites de la contaminación atmosférica.

Se espera que para 2027, por recomendación de las autoridades eléctricas indias, las centrales eléctricas cierren casi 50 GW de generación de electricidad a partir de carbón. Aquellos que continúen operando gastarán millones para mantenerse dentro de la ley, por lo que es probable que más y más plantas cierren, ¡y surgirán nuevas plantas de energía renovable!

Problema del carbón en la India

Sin embargo, aunque quieren reducir el consumo de carbón, las necesidades energéticas de la India se duplicarán en la próxima década. Necesita al menos 275 GW, y esto tendrá que estar garantizado.

Si no hay carbón, debido a la reducción prevista de las centrales térmicas y al hecho de que muchos no son capaces de adaptarse a las normas anticontaminación, las energías renovables tendrán que llenar este vacío, ¡y tendrá que serlo para 2027!

Este será el punto que llevará al desarrollo y la inversión en energía eólica y solar para la producción masiva de electricidad!

¿Cómo va a hacer frente la industria del carbón a este déficit de beneficios?

Sin embargo, la apuesta por la energía solar y eólica garantiza precios un 20% más baratos que el carbón. Y seguirán cayendo en el futuro. Y la industria del carbón no podrá garantizar menores costos en términos de megavatios hora (MWh).

Porque las centrales termoeléctricas son obsoletas y su modernización no es barata. Así, en la próxima década, no se esperan nuevas centrales termoeléctricas, sino una reducción a menos de 5 GW (cuando las necesidades serán superiores a 20 GW en total).

Esta tendencia ha sido visible desde 2010. Donde la demanda de electricidad ha crecido lentamente, mientras que la energía renovable se ha desarrollado rápidamente, llevando a las centrales térmicas a reducir su capacidad del 78% en 2010 a 57 y en 2017.

Dejar comentario

Haz click para dejar un comentario

Tuaireacondicionado informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Tuaireacondicionado) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El no introducir los datos que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.