Aire acondicionado » Ahorro energia » Aislamiento termico » Fabricación de Lanas Minerales con Nueva Tecnología: Ursa Terra

Fabricación de Lanas Minerales con Nueva Tecnología: Ursa Terra

La fabricación de lanas minerales es un proceso que se lleva a cabo desde hace décadas, pero gracias a la innovación tecnológica, hoy en día se pueden obtener productos de mayor calidad y eficiencia energética. Una de las empresas líderes en este sector es Ursa, que ha desarrollado una nueva tecnología para la producción de lanas minerales: Ursa Terra. Esta tecnología se basa en un proceso de fusión y centrifugado de roca volcánica y otros materiales para obtener lanas minerales de alta densidad y resistencia. En este artículo presentaremos algunas de las características y beneficios de la fabricación de lanas minerales con la tecnología Ursa Terra.

¿Cómo se obtiene la lana mineral?

La lana mineral es un material aislante que se utiliza en la construcción para proteger los edificios de las temperaturas extremas y el ruido. Se fabrica a partir de rocas volcánicas como la basalto y el diabasa, y se procesa a través de una nueva tecnología en la fábrica Ursa Terra.

El proceso de fabricación comienza con la extracción de las rocas volcánicas de la cantera. Estas rocas se trituran y se funden a altas temperaturas en un horno. El material fundido se convierte en una especie de hilo o fibra que se estira y se enfría en un proceso llamado «hilado».

Después del hilado, las fibras se entrelazan y se unen a través de un proceso llamado «cardado». Este proceso se realiza en una máquina que peina las fibras y las dispone en una forma uniforme, creando una especie de «fieltro» de lana mineral.

Una vez que se ha creado el fieltro, se corta y se enrolla en rollos para su transporte. En este punto, la lana mineral está lista para ser utilizada en la construcción.

La tecnología utilizada en Ursa Terra permite crear un material aislante de alta calidad y eficiencia energética.

¿Qué es la lana mineral y cuál es su uso?

La lana mineral es un material aislante térmico y acústico fabricado a partir de roca volcánica o escoria de alto horno fundida y fibrada.

Este tipo de aislamiento se utiliza en la construcción de edificios y viviendas para mejorar el confort térmico y acústico en su interior. Además, también se utiliza en la industria para el aislamiento de tuberías, equipos y maquinaria.

La lana mineral es un material altamente eficiente en el aislamiento térmico, ya que es capaz de reducir la transmisión de calor en un 90%. Además, también es resistente al fuego, lo que lo convierte en un material seguro para su uso en la construcción.

La nueva tecnología utilizada en la fabricación de lanas minerales, como la Ursa Terra, permite la producción de un material más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Se utilizan menos recursos naturales y se reduce la emisión de gases contaminantes en el proceso de producción.

La nueva tecnología utilizada en su fabricación, como la Ursa Terra, permite la producción de un material más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

¿Cuánto aisla la lana mineral?

La lana mineral es un material excelente para el aislamiento térmico y acústico en edificios y viviendas. Es un producto derivado de rocas volcánicas, vidrio reciclado y escoria de alto horno. La nueva tecnología utilizada en la fabricación de lanas minerales de Ursa Terra ha mejorado sus propiedades aislantes.

La capacidad de aislamiento de la lana mineral se mide en términos de su resistencia térmica, también conocida como valor R. Este valor indica la cantidad de calor que el material puede resistir y cuánto aislamiento proporciona. La lana mineral de Ursa Terra tiene una resistencia térmica excepcional, lo que significa que puede aislar eficazmente una amplia gama de temperaturas.

Además, la lana mineral es un excelente aislante acústico. Puede reducir significativamente el ruido exterior e interior, lo que lo hace ideal para edificios y viviendas cerca de carreteras, aeropuertos y zonas ruidosas. Además, la lana mineral de Ursa Terra es resistente al fuego y no produce humo tóxico en caso de incendio.

Su capacidad de aislamiento térmico y acústico, resistencia al fuego y sostenibilidad lo hacen ideal para cualquier tipo de edificio o vivienda. Con la nueva tecnología utilizada en su fabricación, la lana mineral de Ursa Terra mejora aún más sus propiedades aislantes.