Aire acondicionado » Construccion sostenible » Ventilacion y calidad aire interior » Ahorra Energía con Recuperadores de Calor Descentralizados Tecna

Ahorra Energía con Recuperadores de Calor Descentralizados Tecna

Los recuperadores de calor descentralizados Tecna son una solución innovadora para ahorrar energía en el hogar o en cualquier tipo de edificio. Estos dispositivos permiten recuperar hasta el 90% del calor que se pierde en la ventilación, lo que se traduce en una reducción significativa en la factura de calefacción y una menor emisión de gases contaminantes. Además, su diseño compacto y fácil instalación los convierte en una opción ideal para cualquier tipo de vivienda o local comercial. En este artículo, te presentaremos las ventajas y características de los recuperadores de calor descentralizados Tecna y cómo pueden ayudarte a ahorrar energía.

¿Cuánto ahorra un recuperador de calor?

Los recuperadores de calor son una excelente opción para ahorrar energía en el hogar u oficina. Estos dispositivos son capaces de aprovechar el calor residual que se produce en la ventilación y utilizarlo para calentar el aire fresco que entra al ambiente. Pero, ¿cuánto ahorra realmente un recuperador de calor?

La respuesta depende de varios factores, como el tamaño del dispositivo, la eficiencia energética del mismo y el tipo de construcción en la que se instala. Sin embargo, en general, se estima que un recuperador de calor puede ahorrar entre un 30% y un 50% en los costos de calefacción.

Esto se debe a que los recuperadores de calor permiten mantener una temperatura constante en el ambiente, sin la necesidad de tener que calentar el aire desde cero cada vez que se enciende la calefacción. Además, al utilizar el calor residual, se reduce la cantidad de energía necesaria para calentar el aire fresco, lo que se traduce en un menor consumo de combustible o electricidad.

Por otro lado, los recuperadores de calor también ayudan a mejorar la calidad del aire en interiores, ya que filtran las partículas y el polvo que pueden estar presentes en la ventilación. Esto es especialmente importante para personas con alergias o problemas respiratorios.

No solo te permitirá disfrutar de un ambiente más cálido y confortable, sino que también contribuirás a cuidar el medio ambiente y reducir tu huella de carbono.

¿Cómo funciona el recuperador de calor?

El recuperador de calor es un dispositivo que permite ahorrar energía al aprovechar el calor residual de un ambiente y transferirlo a otro. En términos simples, funciona como un intercambiador de calor que recupera el calor de un flujo de aire viciado y lo transfiere a un flujo de aire fresco.

El funcionamiento del recuperador de calor se basa en el principio de la recuperación de energía. El dispositivo está formado por dos circuitos de aire: uno que extrae el aire viciado de la estancia y otro que introduce aire fresco del exterior. Estos circuitos están separados por una superficie de intercambio de calor, que permite transferir la energía térmica del aire caliente al aire frío.

En el circuito de extracción, el aire viciado es filtrado y conducido a través de un intercambiador de calor. El calor del aire caliente se transfiere a la superficie del intercambiador, que a su vez lo transfiere al aire fresco que circula en el circuito de introducción. De esta forma, el aire fresco se calienta antes de entrar en la estancia, lo que permite mantener una temperatura agradable sin tener que recurrir al uso de calefacción.

El recuperador de calor también es capaz de recuperar la humedad del aire, lo que lo convierte en un dispositivo muy eficiente para la ventilación de ambientes húmedos o con problemas de condensación. El aire viciado, al pasar por el intercambiador de calor, pierde parte de su humedad, que es transferida al aire fresco que entra en la estancia.

Su funcionamiento se basa en la recuperación de la energía térmica y la humedad del aire viciado, que se transfiere al aire fresco que entra en la estancia. Con su uso, se puede reducir el consumo de energía en calefacción y mejorar la calidad del aire en el interior de las viviendas.

¿Cómo funciona un recuperador de calor en verano?

Los recuperadores de calor son dispositivos diseñados para recuperar el calor que se pierde en el proceso de ventilación de una vivienda o edificio. Estos sistemas son muy eficientes en invierno, ya que permiten recircular el aire caliente que se encuentra en el interior del hogar. Pero, ¿cómo funcionan en verano?

En verano, los recuperadores de calor pueden seguir siendo útiles para ahorrar energía y reducir el consumo eléctrico del aire acondicionado. El proceso es sencillo: el recuperador de calor toma el aire fresco del exterior y lo hace pasar por un intercambiador de calor, donde se encuentra con el aire caliente que se extrae del interior del hogar. De esta manera, el aire fresco que entra se precalienta antes de ingresar al domicilio, reduciendo la carga térmica que debe soportar el sistema de aire acondicionado.

Además, algunos modelos de recuperadores de calor cuentan con un sistema de bypass que permite evitar el intercambio de calor en momentos en los que el aire exterior es más cálido que el interior. De esta manera, se evita que el aire caliente del exterior entre al hogar y se mantiene la temperatura fresca del interior.

Es importante destacar que la eficiencia de los recuperadores de calor en verano depende en gran medida de la ubicación geográfica y las condiciones climáticas de la zona. En lugares con altas temperaturas y humedad, es posible que el sistema de aire acondicionado deba trabajar más para mantener una temperatura confortable en el interior del hogar, aunque se utilice un recuperador de calor.

Si estás pensando en instalar un recuperador de calor en tu hogar, no dudes en consultarnos para conocer las opciones que mejor se adapten a tus necesidades.