Aire acondicionado » Calefaccion » 35 Edificios Obligados a Instalar Repartidores con Plazo Medio Mes

35 Edificios Obligados a Instalar Repartidores con Plazo Medio Mes

En España, el Real Decreto 736/2020 establece que los edificios con instalaciones centralizadas de calefacción y/o agua caliente sanitaria (ACS) deberán instalar repartidores de costes y medidores de consumo antes del 31 de diciembre de 2021. Esta medida busca fomentar el uso eficiente de la energía y reducir el consumo innecesario en los hogares y edificios públicos. En este contexto, la Comunidad de Madrid ha anunciado que 35 edificios de su territorio deberán instalar estos dispositivos en un plazo medio mes. Esta medida afectará a edificios públicos, como colegios, centros deportivos y culturales, y se espera que tenga un impacto significativo en la reducción del consumo energético y en la concienciación ciudadana sobre el uso responsable de los recursos.

¿Cuando no es obligatorio poner repartidores de costes?

Recientemente, se ha hablado mucho sobre la obligación de instalar repartidores de costes en edificios con sistemas de calefacción central. Sin embargo, es importante destacar que no todos los edificios están obligados a hacerlo.

En primer lugar, no es necesario instalar repartidores de costes en edificios con menos de cinco viviendas. Esto se debe a que, en edificios pequeños, el consumo energético suele ser más equilibrado entre los diferentes vecinos.

En segundo lugar, no es obligatorio instalar repartidores de costes en edificios que no tengan sistemas de calefacción central. En estos casos, cada vivienda tiene su propio sistema de calefacción y no es necesario medir el consumo de forma individualizada.

Además, en edificios donde no exista la posibilidad técnica de instalar repartidores de costes, tampoco es obligatorio hacerlo. Por ejemplo, en edificios donde la instalación de los repartidores resulte demasiado costosa o complicada técnicamente, no será necesario instalarlos.

En cualquier caso, lo más recomendable es valorar cada situación de forma individual y buscar siempre la solución más eficiente y sostenible desde el punto de vista energético y económico.

¿Cuándo es obligatorio instalar contadores individuales de calefacción?

En España, desde el año 2017, se estableció una normativa que obliga a la instalación de contadores individuales de calefacción en los edificios con calefacción centralizada. Esta medida se tomó con el objetivo de fomentar el ahorro energético y la eficiencia en el consumo de energía.

Según esta normativa, es obligatorio instalar contadores individuales de calefacción en aquellos edificios que cumplan con las siguientes características:

  • Edificios con calefacción centralizada
  • Edificios con una potencia térmica igual o superior a 70 kW
  • Edificios que se construyeron antes del 31 de diciembre de 1990

Además, se estableció un plazo para la instalación de estos contadores. En concreto, se estableció que los edificios que cumplan con estas características deben tener los contadores instalados antes del 31 de marzo de 2021.

En España, hay un total de 35 edificios que están obligados a instalar estos contadores con un plazo medio de un mes. Esto se debe a que la Comunidad de Madrid ha publicado una resolución en la que se obliga a la instalación de los contadores en estos edificios en un plazo máximo de un mes.

Es importante destacar que la instalación de contadores individuales de calefacción no solo es obligatoria, sino que también puede ser muy beneficiosa para los usuarios de los edificios. Gracias a estos contadores, cada usuario puede controlar su consumo de calefacción y ajustarlo a sus necesidades, lo que se traduce en un ahorro económico y energético.

Además, el plazo para su instalación finaliza el 31 de marzo de 2021. Esta medida no solo es obligatoria, sino que también puede ser muy beneficiosa para los usuarios de los edificios.

¿Dónde se colocan los repartidores de costes de calefacción?

Los repartidores de costes de calefacción son dispositivos que se instalan en los radiadores de los edificios para medir el consumo individual de cada vivienda.

En los 35 edificios que se han visto obligados a instalar estos dispositivos, se deben colocar en cada uno de los radiadores de las viviendas.

Es importante destacar que estos dispositivos no se colocan en los radiadores de zonas comunes, como pasillos o escaleras, sino únicamente en los radiadores de las viviendas.

Además, es fundamental que los repartidores de costes de calefacción se coloquen en una posición adecuada, para que puedan medir de forma precisa el consumo de cada vivienda.

Lo ideal es colocarlos en la parte superior del radiador, a una distancia mínima de 10 centímetros del termostato y en una posición en la que no estén obstruidos por cortinas o muebles.

¿Cuándo van a quitar la calefacción central?

Recientemente se ha hablado mucho sobre los 35 edificios que están obligados a instalar repartidores de costes de calefacción con plazo medio mes. Sin embargo, muchos vecinos se preguntan ¿cuándo van a quitar la calefacción central?

La calefacción central en los edificios es una de las formas más comunes de proporcionar calor a los apartamentos. Sin embargo, esta solución tiene un gran inconveniente: la falta de control individual sobre la temperatura y el coste de la calefacción. Los vecinos que viven en apartamentos con calefacción central a menudo se quejan de que las temperaturas son demasiado altas o demasiado bajas, y de que el coste de la calefacción es demasiado elevado.

Es por eso que la instalación de repartidores de costes de calefacción es una solución que permite a los vecinos controlar individualmente la temperatura y el coste de la calefacción. Los repartidores miden el consumo de calefacción de cada apartamento y lo reflejan en la factura de la calefacción. De esta manera, cada vecino paga solo por lo que consume.

Pero, ¿cuándo van a quitar la calefacción central? La respuesta es que no se trata de quitar la calefacción central, sino de mejorarla. La instalación de los repartidores de costes de calefacción no implica la eliminación de la calefacción central, sino su optimización. De hecho, la calefacción central sigue siendo necesaria para proporcionar calor a todo el edificio.

Sin embargo, esto no implica la eliminación de la calefacción central, sino su optimización. Por lo tanto, es importante que los vecinos se informen sobre los plazos y los requisitos necesarios para la instalación de los repartidores de costes de calefacción en su edificio.