Aire acondicionado mini split – Lo que debes saber

El sistema de división de aire acondicionado mini split tiene numerosas aplicaciones potenciales en edificios residenciales, comerciales e institucionales. Las aplicaciones más comunes son en viviendas multifamiliares o como complementos a las casas con sistemas “sin conductos” de calefacción, como hidrónico (calor de agua caliente), paneles radiantes y calentadores. También pueden ser una buena opción para las habitaciones y apartamentos pequeños, donde la ampliación o instalación de conductos de distribución (por unos sistemas centrales de aire acondicionado o calefacción) no es factible.

Al igual que los sistemas centrales, el aire acondicionado mini split tiene dos componentes principales: un compresor/condensador que va en el exterior y una unidad de tratamiento de aire interior (evaporadora). Un agujero en la pared, que alberga el cable de alimentación, los tubos de refrigerante, la tubería de succión, y un drenaje de condensados une las unidades interiores y exteriores.

aire acondicionado mini split

Ventajas del aire acondicionado mini split

Las principales ventajas de un mini split son su pequeño tamaño y flexibilidad para la zonificación o calefacción y refrigeración de habitaciones individuales. Muchos modelos pueden tener un máximo de cuatro unidades de tratamiento de aire interior (para cuatro zonas o habitaciones) conectados a una unidad exterior (aire acondicionado multisplit). El número depende de la cantidad de calentamiento o enfriamiento que se requiere para la construcción o cada zona (que a su vez se ve afectada por lo bien que está aislado del edificio). Cada una de las zonas tendrá su propio termostato, por lo que sólo necesita acondicionar ese espacio cuando esté ocupada.

Los sistemas mini split sin conductos también son más fáciles de instalar que otros tipos de sistemas de aire acondicionado. Por ejemplo, las interconexiones entre las unidades interiores y exteriores en general, requieren sólo de un agujero a través de una pared para pasar las tuberías y cables. Además, la mayoría de los fabricantes de este tipo de sistema pueden proporcionar una variedad de longitudes de tuberías y cables de conexión. Así que, si es necesario, puede localizar la unidad exterior, como mucho, a unos 15 metros del evaporador interior. Esto hace que sea posible enfriar las habitaciones que quiera sin tener que preocuparse mucho de dónde ubicará la unidad exterior, ya que dispone de un margen de 15 metros.

Las unidades de aire acondicionado mini split no tienen conductos, de manera que se evitan las pérdidas de energía asociadas con los conductos de los sistemas de aire forzado centrales. Las pérdidas en los conductos pueden representan más del 30% del consumo de energía para el acondicionamiento del espacio, sobre todo si los conductos están en un espacio no acondicionado como un ático.

En comparación con otros sistemas de complemento, los mini splits ofrecen más flexibilidad en las opciones de diseño de interiores. Pueden ser suspendidas del techo, montadas a ras en un falso techo, o colgadas en una pared. Hay modelos de pie disponibles. La mayoría de las unidades interiores tienen perfiles de cerca de unos 18 cm de profundidad y por lo general vienen con carcasas de alta tecnología y de aspecto elegante. Muchos también ofrecen un mando a distancia para que sea más fácil para encender el sistema y apagarlo cuando está colocado en lo alto de una pared o suspendido de un techo. Los sistemas split también pueden ayudar a mantener su hogar más seguro, porque sólo hay un pequeño agujero en la pared. Con los acondicionadores de ventana puede facilitar la entrada de intrusos a su vivienda.

Desventajas del mini split

La principal desventaja puede ser la estética del aparato, ya que en todo momento estará visible allí donde se instale y si la unidad exterior no está cerca habrá que poner canaletas para tapar los tubos, algo que no les agrada a muchas personas.

El instalador también debe dimensionar correctamente a cada unidad interior y juzgar la mejor ubicación para su instalación. Si se instalan incorrectamente situados puede resultar en un bajo rendimiento, se desperdicia energía y no proporciona la temperatura adecuada o control de la humedad. Un sistema demasiado grande también es más caro de comprar y operar.

Algunas personas no les gusta el aspecto de la parte interior del sistema. Aunque es menos molesto que un acondicionador de ventana, que rara vez tienen el aspecto integrado de un sistema central. También debe contar con el agua de condensados, que tendrá que ir a la calle o tendrá que recogerla y buscar un recipiente para echarla.

Comentarios

  1. nicolas sandoval Febrero 13, 2016 Reply
  2. Rosmary Naya Enero 11, 2017 Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *